En El Hobbit tarjeta de juego, dos equipos juegan unos contra otros: el bien contra el mal. El mecanismo básico del juego es truco de tomar, pero el que gane el truco puede distribuir las tarjetas entre todos los jugadores, dependiendo de la capacidad de su carácter. Bilbo, por ejemplo, debe mantener a una carta del truco, dar una tarjeta a otro jugador, entonces se descarta el resto de cartas. Además de una habilidad especial, cada personaje tiene una afinidad especial con las fuerzas que gobiernan sus motivos. Gandalf, Bilbo y Thorin son vástagos de buena, mientras que Smaug y Bolg son crueles y del mal. Las tarjetas responden a estas alineaciones en consecuencia: una estrella blanca en la tarjeta simboliza las fuerzas del bien; el timón de un orco adorna tarjetas poseídos de poder maligno; y una tarjeta con un tubo otorga a los jugadores la capacidad de sacar una tarjeta adicional en la siguiente ronda. Si se asigna una tarjeta con el poder opuesto a su personaje (Gandalf se pone un casco orco, o Smaug obtiene una estrella), entonces ese personaje toma un punto de daño. Si el personaje ya está dañado y se le asigna una tarjeta con el símbolo de su propio lado (Bilbo consigue una estrella, o Bolg se pone un casco orco), entonces ese personaje tiene un solo punto de daño sanado. Dos puntos de daño elimina un personaje del juego, a fin de utilizar las tarjetas que ganas de noquear a sus oponentes y curar a sus aliados. La ronda termina cuando los jugadores han vaciado sus manos, y la última de las cartas que estaban en juego han sido asignados a los personajes. Los jugadores que han tenido suficiente daño se eliminan en este punto. Dependiendo del número de jugadores, si suficientes caracteres buenos han sobrevivido, el juego continúa hasta que la ronda final. Si los personajes malvados han matado lo suficiente de los héroes, a continuación, los malos ganan el día! (Sacado de Boardgamegeek.com y traducido automaticamente)

The Hobbit: Card Game

  • Español

© 2020 by TuLudoteca

contacto@tuludoteca.com